El porqué del blog


El objetivo del presente blog es servir como guía para el establecimiento de mejores métodos ecológicos de crianza, manejo y producción de huevo de traspatio en las zonas rurales de México.

Me he dado a la tarea de recabar toda la información posible acerca de múltiples temas relacionados a la crianza de gallinas, pero a diferencia de muchos métodos de crianza convencionales, los métodos que en el presente blog se describen, son económicos, se ajustan a las necesidades de cada región, además procuran no ser perjudiciales para los procesos ecológicos, ni con la salud física y mental de las gallinas y por su puesto pretende también incrementar la calidad de nuestros productos, pues como se describirá más adelante, la calidad del huevo aumentará considerablemente en proporción al buen trato que les brindemos a las gallinas. 
La objetividad de los textos permite la comprensión a los lectores que ya saben del tema, así como aquellos que deseen emprender su propio criadero de gallinas ecológicas sin tener que invertir mucho dinero y con resultados que servirán de incentivo económico en las comunidades rurales independientemente de la región en la que estemos, pues explica los mecanismos particulares a seguir y los materiales disponible de cada región, ya sea tropical, árida o templada.

Estamos seguros que el BLOG LA GALLINA ECOLÓGICA será de excelente ayuda para todas las personas interesadas en la crianza de gallinas en su patio, así como en la conservación de sus recursos naturales. 

La avicultura de traspatio, también llamada avicultura rural, criolla, doméstica, autóctona o de solar, se define como un sistema tradicional de producción pecuaria, dónde las familias del medio rural crían un pequeño número de aves de corral en el patio de su viviendas, y las alimentan con desperdicios de la unidad familiar, mas lo que las aves encuentren en campo alrededor de la vivienda.

La avicultura de traspatio se enfoca en la cría de gallinas criollas, las cuales están adaptadas a las características de su entorno y son buenas productoras de huevo y carne para el autoconsumo. Las ventajas de este sistema es que podemos hacer uso de los recursos que hay disponibles en nuestra región, ya sea para construir las instalaciones, el equipo, o alimentar a nuestras gallinas, lo cual, conlleva imaginación y creatividad, además las mayores inversiones en este tipo de proyectos serán la dedicación, el cuidado y la integración de los miembros de nuestra familias a esta actividad.

No obstante es una práctica que se desarrolla en base a los conocimientos que la familia va heredando de generación en generación, ignorando la mayoría de las veces, algunas características primordiales para el correcto desarrollo de las gallinas, los huevos y los pollitos, por lo que muchas veces su verdadero potencial esta desaprovechado, no obstante, si optimizamos las particularidades que definen a la avicultura de traspatio, a través de métodos que mejoren la calidad de vida de las aves, así como el medio ambiente en el que se desarrollan, lograremos aumentar la producción y la calidad, y consecuentemente la economía de las familias.

Además a menudo escuchamos comentarios pesimistas como por ejemplo:

· Las gallinas andando sueltas se comen todo, me pican el huerto de la casa, le pican el huerto al vecino, se me salen a la calle, se meten a la casa, se meten al potrero a comerse el forraje de mis animales

· El gallinero sale muy caro, primero los materiales para hacerlo, además los comederos, los bebederos, las vacunas, además el maíz que cuando hay pos bien, pero cuando no hay, habrá que comprárselos.

· Las gallinas para dar buen huevo hay que darles de comer puro maíz, y cuando no haya maíz?

Aunado a los comentarios anteriores, en la avicultura criolla es muy común ver una alta mortalidad de pollitos durante las primeras semanas de vida, esto se debe a que los pollitos mueren por frío, golpes, daño de animales de monte; se pierden, se enferman por falta de vacunaciones debido a la carencia de infraestructura mínima etc.

Por lo tanto, lo anterior acarrea la reducción de gallinas, pollitos y consecuentemente la disminución de la cantidad de huevos para el consumo familiar o para la venta.

Después de considerar las negatividades anteriores llegamos a la conclusión de que la avicultura vista desde el punto de vista ecológico, no es más que organizar los recursos que hay disponibles en nuestro entorno para construir un sistema de retroalimentación y conservación de energía hacia el entorno, dentro del cual integramos a la gallina como la parte central del sistema, conectada entonces con los demás componentes que definen un traspatio tradicional con el fin de obtener la mejor eficacia posible a corto y largo plazo del potencial intrínseco de la producción de huevo y los componentes que la rodean especialmente el huerto familiar, sin tener que invertir tanto dinero y olvidándonos de los prejuicios que imponen los comentarios que mencionamos.

Hay por lo tanto que establecer un plan de equilibrio conociendo los límites de nuestra producción, por ejemplo debemos de tomar muy en cuenta el número de gallinas que vamos a tener, éstas deberán ser solamente las que nuestros insumos puedan mantener, ya sean los materiales para construir un gallinero acorde al número de gallinas que podamos mantener dentro de él, además tomaremos en cuenta la cantidad de desperdicio que generen los cultivos, o huertos para alimentar a las gallinas y a los pollitos, estos huertos deberán estar disponibles a una corta distancia para no tener que invertir en el transporte de los mismos, lo cual no es ecológico, por lo tanto no debemos permitir que el número de aves aumente si no estamos preparados para mantenerlas al menor costo posible, porque de ser así, su alimentación se vería reducida y consecuentemente la calidad de nuestra producción de huevo orgánico. La base de nuestro éxito prevalecerá en base a que el tamaño de la parvada deberá ser siempre proporcional a la disponibilidad de refugio, espacio, alimentos y cuidados que le podamos proporcionar.

Además el presente blog sugiere como construir las instalaciones básicas con materiales existentes en la zona, los cuales son económicos y facilitan la construcción, además cómo proveer el alimento de calidad a nuestros animales, cómo cuidarlos los pollitos, c+omo prevenir enfermedades a nuestras aves etc.

Con esto, los pequeños productores del campo, aumentarán la producción de huevos y pollos orgánicos, lo cual significa que podrán consumir más carne y huevos con poca inversión, además de sustituir métodos rudimentarios e ineficientes, por métodos ecológicos y más dignos para la vida de las buenas gallinas y gallos.